Las criptomonedas con mas futuro

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

En los últimos tiempos una de las grandes alternativas de inversión ha circulado en torno a las criptodivisas y al Bitcoin en específico. Un activo que ha implosionado en el 2020 y que ha llevado a que grandes compañías como Tesla hayan decidido utilizar una fracción de su tesorería en invertir en él. No obstante, el mundo de las criptomonedas va mucho más allá con la revolución de la blockchain. Por eso, muchos operadores se plantean cuáles pueden ser las grandes alternativas a este token, desde el punto de vista del potencial que pueden tener en el largo plazo. Bitcoin y la mayoría de sus alternativas provienen de una sociedad de código abierto muy activa. Desde el inicio del proceso en torno a las monedas criptográficas, los implicados han dado gran importancia al hecho de que el código fuente esté disponible para cualquier interesado en él y, por tanto, pueda desplegar productos de la competencia. Esta posibilidad, que podría ser molesta para los especuladores, es extremadamente productiva a partir del punto de vista de los desarrolladores, ya que las alternativas a Bitcoin contribuyen a un mayor progreso de las monedas criptográficas. Hoy en día puedes invertir en más de 1.000 divisas que funcionan como Bitcoin. “Sin embargo, como con la mayoría de las especulaciones del mercado de valores, existe el riesgo de perder la inversión”, asegura Alfredo Rodríguez, analista técnico independiente.

Ethereum: la primordial alternativa al Bitcoin en el ambiente de las criptodivisas

Más allá del Bitcoin, el token más notable el Ethereum. ¿Qué posibilidades ofrece? Los analistas de Laevitas, una plataforma de análisis de datos, indican que el 80% del volumen en Deribit ha estado dominado por las opciones de adquisición, lo cual muestra el deseo alcista que todavía alberga.

“El VIX (volatilidad) de 1 mes en Ethereum se ha restablecido a los niveles vistos por última vez a principios de enero, mientras que el precio se estabiliza cerca de sus máximos históricos”, concretan desde la plataforma. 

Litecoin, Ripple y Namecoin, las otras grandes opciones

Pero más allá de Ethereum Una de las más relevantes, según apuntan los expertos, es Litecoin. Emergió dos años después de Bitcoin, en 2011, y fue creada por Charles Lee, un viejo empleado de Google. “Una de las características de Litecoin es su rapidez, de modo que las transacciones son procesadas mucho más rápido”, concreta Rafael Ojeda, analista senior en Fortage Funds. “Aactualmente, hay afluencia de comercios independientes que aceptan esta moneda, por lo que es un vehículo a tener muy presente”, 

More to explorer